#EstarJuntos

Espacio de encuentro entre
jóvenes y adultos mayores

«Que los jóvenes hagan soñar a los viejos y los viejos les recuerden sus raíces, no para encerrarse en ellas sino, para tomar lo mejor y dar fruto. «

Papa Francisco

Estar Juntos es un espacio de encuentro entre jóvenes de distintos países del mundo y personas mayores. Estos encuentros intergeneracionales buscan promover la cultura del encuentro y transformar así, la actual cultura del descarte en la vejez que predomina en nuestra sociedad. Asimismo, los encuentros intergeneracionales son efectivos para paliar los efectos negativos que conlleva la soledad (no el estar solo, sino el sentirse solo), tanto en los mayores como en los propios jóvenes.

Pero, atención. No se trata solo de un programa solidario, sino también de formación y salud.

El sentarse a escuchar a otro, característica de un encuentro humano, es un paradigma de actitud receptiva, de quien supera el narcisismo y recibe al otro, le presta atención, lo acoge en el propio círculo. Un camino de fraternidad, local y universal, sólo puede ser recorrido por espíritus libres y dispuestos a encuentros reales.

Origen del programa

El proyecto Estar Juntos nace de una iniciativa voluntaria de jóvenes de Scholas de distintas partes del mundo. El mismo buscaba paliar los efectos emocionales y cognitivos negativos que conlleva el aislamiento, sobre todo en la población más vulnerable al Covid-19: los adultos mayores. Para ello se reunieron donaciones de tablets y dispositivos electrónicos para distribuir en residencias de mayores y centros de día, para así permitir realizar videollamadas para que puedan verse y hablar con los jóvenes.

En este marco de pandemia de Covid-19, Scholas responde a este llamado, realizando una capacitación virtual de la mano de sus formadores especializados, universidades que conforman la red de Scholas Cátedras y la red de psicólogos y facultativos que colaboran con la fundación, para así crear una red de voluntarios que, tras haber recibido la formación necesaria, puedan dar acompañamiento en los centros o a la distancia a personas mayores aisladas.

Problemática

La soledad como pandemia silenciosa y la salud mental

Según el Centro Internacional sobre el Envejecimiento, la soledad es un factor de riesgo médico que tiene implicaciones para el bienestar personal, económico y social. Los estudios han vinculado la soledad con muchos problemas de salud graves, como la demencia, las enfermedades cardíacas, la depresión y los accidentes cerebrovasculares.

Otras investigaciones informan que la soledad crónica puede ser tan o más peligrosa para la vida

que la obesidad y el tabaquismo.

Un estudio incluso sugiere que la soledad puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 30 por ciento.

La cultura del descarte

Ni los jóvenes son el futuro, ni los mayores el pasado.

Si los jóvenes son el futuro… aún no son, tal vez más adelante.

Si los mayores son el pasado… entonces ya fueron.

Es así como sin darnos cuenta los dejamos de lado, no los tenemos en cuenta, no forman parte del presente.

Papa Francisco: “No advertimos que aislar a los ancianos y abandonarlos a cargo de otros sin un adecuado y cercano acompañamiento familiar, mutila y empobrece a la misma familia/sociedad. Además, termina privando a los jóvenes de ese necesario contacto con sus raíces y con una sabiduría que la juventud por sí sola no puede alcanzar.”

Testimonios