Francisco a jóvenes de Scholas: «La pregunta por la muerte es la pregunta por la vida»

Francisco a jóvenes de Scholas: «La pregunta por la muerte es la pregunta por la vida»

El Santo Padre habló a los más de 250 participantes del IV Encuentro Mundial de Jóvenes que durante la semana del 28 al 31 de octubre estuvieron reunidos en Ciudad de México.

El Papa Francisco cerró el IV Encuentro Mundial de Jóvenes organizado por Scholas y World ORT con un mensaje especialmente dirigido a los participantes. El encuentro tuvo lugar en el colegio CIM ORT en la Ciudad de México entre el 28 y el 31 de octubre y participaron más de 250 jóvenes de 26 ciudades del mundo. 

El Santo Padre habló a los más de 250 participantes del IV Encuentro Mundial de Jóvenes.

“Queridos jóvenes de Scholas Occurrentes, celebro con ustedes el final de este encuentro. Quiero quedarme allí, quiero demorarme allí, en el final”, expresaba el mensaje.

En vísperas del Día de los Muertos, el Papa Francisco hizo referencia a la muerte en su mensaje: “Sé que alguno va a decir: ‘¡Padre, no se ponga fúnebre’… ¡Ja ja Ja!. Pero pensemos bien esto… Sé de buena fuente que mantuvieron encendida, durante toda la experiencia, la pregunta por la muerte. Allí jugaron, pensaron y crearon desde sus diferencias. Bueno, lo celebro y les agradezco por esto. Porque, ¿saben una cosa?, la pregunta por la muerte es la pregunta por la vida, y mantener abierta la pregunta por la muerte, quizás, es la mayor responsabilidad humana para mantener abierta la pregunta por la vida”.

Video mensaje del Papa a los jóvenes del IV Encuentro Mundial de Scholas – ORT

Transcripción del mensaje

En la ceremonia de clausura los directores mundiales de Scholas, José María del Corral y Enrique Palmeyro, junto a Darío Werthein, presidente del consejo de administración de ORT Mundial, se dirigieron a los jóvenes:  

“Es realmente maravilloso escucharlos. Yo les quiero pedir un poquito de irresponsabilidad. Sigan haciendo lío, disfrutando la vida y hagan el mundo como ustedes lo piensen que tienen que hacer, y ese es el camino para llegar. Vayan por el camino que ustedes inventen.” manifestó Darío Werthein.

“Hay un lenguaje que no se traduce, que nos une. Ustedes hoy nos enseñaron a nosotros que ser joven hoy es pintar, es soñar, es jugar, es hacer música juntos, es lograr la armonía para que haya encuentro y si hay encuentro habrá paz en el mundo”, expresó José María del Corral. 

“Agradezco a los jóvenes protagonistas de este encuentro. Han puesto en alto estas capacidades humanas que no distinguen culturas ni religiones. Sigan animándose a construir, a hacer realidad un mundo con lugar para todos, que lamentablemente  todavía no hemos podido construir”, explicaba Enrique Palmeyro.

La Doctora Laura Elena Carrillo, Directora General de Cooperación Técnica y Científica de AMEXCID, expresó en nombre del canciller de México, Marcelo Ebrard:  “A ustedes lo que les toca es eso, es soñar, a nosotros los adultos y más a mí, que me toca estar en una situación de autoridad, de responsabilidad, de burocracia, es asegurarles que tengan asegurado su bienestar, para que entonces ustedes puedan dedicarse a los que les toca, que es soñar”. 

Los representantes de todos los países participantes plantaron juntos el árbol del olivo, que simboliza el encuentro y la paz, acompañado de una placa del encuentro bendecida por el Papa Francisco. Los acompañaron referentes de las diversas comunidades religiosas como el Rabino Leonel Levi; el padre Alfredo, en representación del Cardenal Carlos Aguiar (que se encuentra en el Vaticano); el presidente del Comité Central de la Comunidad Judía Mexicana, Moisés Romano; el presidente del Consejo Asesor de Scholas México, Hector Sulaimán; el licenciado Daniel Rubinstein, y el director de CIM ORT, Avi Meir, entre otros. 

Del mismo modo, los jóvenes pudieron dar testimonio de su trabajo en las comisiones de arte (música y fotografía), juego y pensamiento. La comisión de arte mostró los murales que habían realizado durante estos días inspirándose en la muerte. La escuela que trabajó en música realizó una improvisación de música experimental utilizando distintos instrumentos. Los jóvenes de la escuela de fotografía presentaron las fotos que habían producido y editado durante estos días a partir de lo más propio de la cultura mexicana. El grupo de participantes de pensamiento leyeron un mito escrito por ellos mismos sobre la realidad de la muerte. Por último, la comisión de juego dio un testimonio de su experiencia.

Los jóvenes durante la clausura.

Adise Egigu vino de Israel y participó de la escuela de fotografía: “En fotografía tuve la oportunidad de darle un nuevo significado a la muerte. Hay un dicho que dice que una imagen vale más que mil palabras. Nuestras fotos son un libro entero. Quisiera agradecer a todos los que me ayudaron a estar en este grupo y crear esta nueva cultura”.

El Encuentro Mundial de Jóvenes ya se ha realizado en Europa (Italia), Medio Oriente (Israel), Sudamérica (Argentina) y Norteamérica (México).

Sobre el final las autoridades de Scholas y World ORT anunciaron que la próxima sede del V Encuentro Mundial de Jóvenes 2020 será en África, más precisamente en Sudáfrica. 

IV Encuentro Mundial de Jóvenes en Ciudad de México: 

Chicos de diversas culturas, religiones, idiomas, tanto de escuelas públicas como privadas, confesionales y laicas, de entre 14 y 18 años de edad se reunieron durante cuatro intensas jornadas en el Colegio Israelita de México CIM ORT. Desde sus diferencias trabajaron juntos para renovar la educación que están recibiendo pensar la agenda mundial desde su propia perspectiva.

Los participantes vinieron desde Argentina, Bulgaria, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Haití, Honduras, Israel, Italia, México, Mozambique, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana y Sudáfrica, entre otros.

Los jóvenes se inspiraron en la riqueza de la cultura mexicana a través de su música, su comida, su historia, sus bailes y lugares representativos. Así visitaron las pirámides de Teotihuacán y presenciaron un show folklórico. A partir de ello, también compartieron las costumbres y culturas de sus propios países. 

Paralelamente, se inició con ellos un camino educativo en el que a través de espacios de pintura, fotografía, música, pensamiento y juego, los jóvenes descubrieron la mirada y el arte de ser educador, y aprendieron metodologías educativas que pusieron en práctica en la última jornada del programa con niños de entre seis y diez años. 

Video del Encuentro Mundial de Jóvenes Scholas – ORT

Ver Fotos