$0.00 donados
0 Donantes

Es el arte, desde siempre, el lenguaje del ser humano en la manifestación de sus contradicciones más profundas, sus pensamientos más hondos, sus sentimientos más altos, sus preguntas más originales. El lugar del conocimiento de sí mismo y del salto a lo desconocido.

El arte permite restablecer la armonía, entre el lenguaje del corazón, de la mente y de las manos. Constituye una instancia para el desarrollo de la propia subjetividad, y un medio para el desarrollo de habilidades extrapolables al plano de la interacción social. Conecta a la persona con lo sublime, con la belleza. Posibilita un encuentro potente con el “otro” en uno mismo. Genera un ámbito propicio para acercarse a lo diferente, a lo lejano.

La experiencia artística implica traspasar muros, tender puentes, ir a las periferias, aspectos necesarios para el surgimiento de una nueva sensibilidad; a su vez en ella se manifiesta las contradicciones más profundas del ser humano, sus pensamientos más hondos, sus sentimientos más altos, sus preguntas más originales. Es el lugar del conocimiento de sí mismo y del salto a lo desconocido.